Trucos para ocupar menos tiempo limpiando

Trucos para ocupar menos tiempo limpiando

Trucos para ocupar menos tiempo limpiando

Trucos para ocupar menos tiempo limpiando

Lidiar con la limpieza no es algo que a much@s nos entusiasme. Es más, son poc@s los que disfrutan de esas horas, más si éstas nos quitan de nuestro tiempo libre después de jornadas de trabajo. Para poder superar el “estrés” que nos causa la limpieza, hoy os traemos algunos tips con los que limpiar menos y, aún y así, seguir teniendo la casa impoluta. ¿Dispuest@S a disfrutar, verdaderamente, de vuestro tiempo de ocio en lugar de ocuparlo en tareas domésticas que poco nos gustan? No os perdáis las siguientes lineas de este artículo y descubrid, junto a CGN Neteja, cuales son esos secretos que os permitirán limpiar menos y tener la casa más limpia de todas.

Recordaros que la principal razón para librarse del “trabajo extra” que supone y tener la casa siempre limpia, pasa por contratar los servicios de una empresa de limpieza como la nuestra, integrada por grandes profesionales y expertos, que se encarguen de vuestro hogar. Si, por el contrario, por ahora queréis seguir ocupándoos vosotros mismos de ello, aquí los trucos que os mencionábamos para ocupar menos tiempo en tareas de limpieza.

Trucos para una limpieza corta

1. Planificar la limpieza

Mañana lo hago. Y ese mañana nunca llega, porque siempre es mañana. No podemos vivir en ese bucle que causan frases rutinarias como ésta. Por ello, lo mejor es fijar en el calendario ese día que destinaremos a la limpieza. Uno, dos o más días; los necesarios según vuestro tiempo y el rato que podáis dedicarle a la tarea para formalizar una limpieza general. Si en casa sois varios miembros también podéis organizar un calendario de tareas en el que se estipule quien hace que y cuando. De este modo el trabajo se reparte y no repercute en una misma persona siempre.

2. Lo bueno, si breve, dos veces bueno

Cuantos más “trastos” tengáis en casa, más detallistas tendréis que ser a la hora de limpiar. Estanterias llenas de objetos, muebles por aquí y por allá, mesas cargadas de elementos decorativos… Lo mejor, si queréis evitar una limpieza eterna, es evitar el exceso de decoración y practicar el minimalismo. Como se suele decir, menos es más, y con las modas cosmopolitas actuales, todavía se hace más patente esta tendencia ahorrativa. Con lo que, deshaceros de todos esos cacharros que no sirven para nada y disfrutad de espacios más amplios y limpios de ahora en adelante.

3. Adiós polvo de verdad

El truco del almendruco por antonomasia a la hora de limpiar y sacar el polvo es decirle adiós al plumero. Éste solo sirve para moverlo en lugar de hacerlo desaparecer que, a fin de cuentas, es nuestro objetivo. Si queréis que vuestra limpieza sea auténtica y más duradera, a la hora de sacar el polvo, utilizad un trapo húmedo, así sí lo elimináis, en lugar de removerlo y permitir que las partículas floten en el aire para volverse a aposentar y obligarnos a sacarlo más a menudo.

4. Mantenimiento en la cocina

Antes de llenar la nevera aprovecha para pasar un trapo por las baldosas y paredes del alrededor y no te olvides, obviamente, del electrodoméstico. También cuando cocines limpia todo lo que puedas al momento. Los restos de grasa son muy difíciles de sacar cuando ésta se seca: hornillo, platos, fregadero, etc. Si hacemos las cosas en el momento oportuno, nos ahorraremos tiempo en tener que hacerlo después cuando, seguramente, la suciedad estará mucho más pegada y será más complicado eliminarla.

5. Más vale maña que fuerza

O en este caso, no hay nada mejor que maña y fuerza de voluntad para disfrutar de un rato libre de verdad, ¿o no? Lo último que queremos cuando nos ponemos a la tarea es tener que repetirla muy a menudo. Si decidimos que sacrificamos nuestra tarde del sábado para limpiar, lo último que queremos es levantarnos el domingo por la mañana y ver que no ha servido para nada. Por ello, apliquémonos llegado el momento y hagámoslo bien para no tener que hacerlo dos veces.

6. Espejito, espejito…

Si queréis evitar que el espejo del baño se empañe, ¡pasta de dientes! Usar pasta de dientes común (no con granulado) es ideal para limpiar el cristal y evitar que el vaho haga acto de presencia.

Add comment