Cómo llevar un buen mantenimiento anual de nuestro hogar

Cómo llevar un buen mantenimiento anual de nuestro hogar

Tips para una limpieza impecable de tu baño

Tips para una limpieza impecable de tu baño

Uno de los grandes problemas de la limpieza es la falta de tiempo que podemos dedicarle. Entre el trabajo, la familia y, lógicamente, el descanso y ocio que merecemos después de todo; nos encontramos con la casa hecha un desastre y muchas tareas por hacer el fin de semana. En verdad, la limpieza no sería tan dura si le prestáramos un poco más de atención a diario. Sólo con dedicar cinco minutos al día a los pequeños detalles, nos ahorraríamos un domingo entero de quitar el polvo, barrer y fregar.

Hoy, en esta nueva entrada de nuestro blog, CGN Neteja, queremos presentaros esta primera publicación dedicada a la limpieza rápida de vuestro hogar. Primera, porque, nos centraremos en una de las estancias concretas que más nos molestan y que necesitan de unos cuidados simples y efectivos, pero en futuros posts, iremos ahondando en otros rincones de vuestra casa para que descubráis cuales son los mejores secretos a la hora de llevar a cabo una limpieza impecable e implacable.

Baño listo en 3, 2, 1…

De entre todas las habitaciones de casa, ¿cuáles creéis que son más conflictivas? Para nuestro gusto: el baño, la cocina y las pequeñas (pero necesarias) tareas generales, son los focos que requieren de mayor atención.

Por ello, vamos a ofreceros los tips más prácticos que os van a ayudar a mantener a raya la limpieza de vuestro hogar y, hoy, empezaremos por el baño. En las próximas publicaciones, como os decíamos, iremos viendo esos otros consejos que os servirán para estancias como la cocina, o la organización de vuestra lista de tareas.

Empecemos entonces y vamos a ver cuales son esos “atajos” que os permitirán no tener que tomar el camino arduo y largo el fin de semana, y a cambio, sí tener tiempo libre para dedicarlo a lo que más os guste.

¡Los mejores trucos diarios, en sólo 5 minutos!

  1. Cuando terminéis de ducharos, sobre todo, si en casa tenéis mampara en lugar de cortina, secad bien el cristal con un paño de algodón. Sólo dedicando ese breve momento a dejar seco el vidrio, evitaréis que la cal se incruste y que, luego, tengáis que dedicarle más tiempo, aplicando productos (con químicos) específicos.
  2. En caso contrario, y para los que tenéis cortina, no olvidéis enjuagarla de igual modo tras salir de la ducha, de manera que no queden restos de jabón ni espuma en ella. Una forma de mantenerla limpia por más tiempo.
  3. Si echáis vinagre al wc una vez a la semana, observaréis cómo luce perfecto, casi sin esfuerzo.
  4. Aprovechad el vapor de agua que se genera en el baño después de ducharos para secar los azulejos con un paño. Así, no os costará nada dejarlos brillantes.
  5. Dejad en el cajón que más a mano tengáis una bayeta de microfibra. Cuando por la noche, terminéis de limpiaros los dientes y la cara y vayáis a dormir, repasad el grifo del lavabo. Evitaréis que se acumulen manchas de agua y la formación de cal.
  6. Va bien que se empañen los azulejos, pero a la hora de vernos en el espejo, el vapor de agua se torna un poco molesto. Para evitar eso, diluid un poco de vinagre en agua templada y aplicadlo sobre el espejo con un rociador, o espray, y secad con un paño, o si podéis, con papel de periódico.
  7. Y, por último, y como consejo en general, os diremos que las toallitas multiusos de usar y tirar son muy útiles a la hora de repasar esos cuatro flecos que han quedado pendientes, para disfrutar de un baño limpio, a diario, en muy poco tiempo.

Add comment