Novedades tecnológicas: robots limpiacristales

Novedades tecnológicas: robots limpiacristales

Novedades tecnológicas: robots limpiacristales

Novedades tecnológicas: robots limpiacristales

La limpieza de nuestro hogar, a veces, no resulta una tarea sencilla y, en muchos casos, es más bien un trabajo del que intentamos rehuir. Indudablemente, cuando disfrutamos de un poco de tiempo para nosotros, preferimos dedicarlo a actividades más productivas y divertidas, antes que destinarlo a limpiar.

Hay, por el contrario, personas que la consideran una actividad relajante. Un tiempo del que sacamos provecho para organizar nuestra casa, permitirle la posibilidad de ofrecer una mejor cara, hacer ejercicio… Será que tenemos que saber ver los aspectos positivos. En este sentido, tampoco hay que hacer de la limpieza una tarea aburrida. No es de extrañar que, en Spotify, la plataforma donde escuchar música por excelencia, se hayan multiplicado las playlists con la denominación “de limpieza”, es decir, temas que, puestos a realizar esta tarea, escuchamos mientras limpiamos.

Eso sí, más o menos entretenidos, sea como sea, limpiar cualquier vivienda supone trabajo.  Si nuestra casa es grande, el esfuerzo deberá centrarse en todos esos metros cuadrados por barrer, fregar, sacar el polvo, etc. Y, si la vivienda es pequeña, terminaremos antes, pero quizás sea más complicado controlar esos rincones y recovecos, no tan cómodos de limpiar.

Por suerte, todas esas necesidades son analizadas por las compañías tecnológicas que ya se han puesto manos a la obra para ayudarnos en la limpieza doméstica y facilitárnosla. Una de las últimas novedades que podemos encontrar en el mercado es el robot limpiacristales.

La limpieza de los cristales forma parte de una de las tareas más molestas a la hora de adecentar nuestro hogar. Por eso, los robots limpiacristales aparecen como la opción precisa y eficiente para limpiar ventanas, espejos y otras superficies de cristal que requieran de una atención exclusiva para lucir impecables.

Ventajas de los robots limpiacristales

Gracias a la presencia de estos electrodomésticos, que nos ayudan en la limpieza del hogar, podemos destacar que desarrollan la tarea de forma rápida y sencilla, aportando, cada vez, mayores comodidades a sus usuarios. Algunas de las ventajas más importantes son:

  • No gotean, no dejan marcas ni huellas y, una vez han limpiado la superficie en cuestión, no dejan ningún rastro de humedad.
  • Pueden utilizarse de forma vertical y horizontal.
  • Son útiles para a limpieza de cristales y espejos, pero también, de ventanales, azulejos, paredes, puertas o parquet.
  • Ofrecen una tecnología muy avanzada, con sensores y procesadores potentes. Gracias al uso de todos estos avances, los robots pueden calcular la trayectoria de limpieza, identificar los marcos y mantenerse seguros sin caerse. El sistema UPS, que suelen incorporar, les permite, incluso, no caer en caso de fallo eléctrico.
  • Existen distintos modelos en el mercado, con diferentes características y ofertas según la relación calidad-precio.
  • Como muchos otros electrodomésticos inteligentes, que rozan la perfección domótica, incluyen un control remoto para manejarlos a distancia y acceder a los programas de limpieza.
  • Funcionan con baterías recargables (conectadas a la corriente) con una autonomía de 30 minutos, aproximadamente.

Comprar un robot limpiacristales

Llegado el momento de decidirnos por la compra de un robot limpiacristales, existen ciertos condicionantes que debemos contemplar para determinar qué robot se adapta mejor a nuestras necesidades.

Por ejemplo, existen, como hemos dicho, robots que, en su mayoría, funcionan con electricidad, pero existen modelos que trabajan mediante imanes y que cuentan con baterías recargables. Otro aspecto a tener en cuenta es la potencia del electrodoméstico. La regla es simple: a más potencia, mejor y mayor facilidad para adherirse a las superficies. Ésta puede afectar, también, a la capacidad de limpieza, es decir, a la correcta eliminación del polvo y a dejar la superficie limpia, como es debido.

La velocidad guarda gran relación con la potencia. Mayor potencia y mayor velocidad contribuyen a abarcar mayor espacio en menos tiempo y, por tanto, a ahorrar energía eléctrica y rato destinado a la tarea.

Es importante valorar los accesorios y extras que pueden incluir: almohadillas, paños de reposición, líquido limpiador o, como decíamos, los más avanzados, la posibilidad de instalar una aplicación en nuestros dispositivos electrónicos móviles para controlarlos a distancia.

Un último factor que podemos considerar, es el nivel de ruido, si bien, quizás no sea el más determinante.

Teniendo en cuenta todas estas cuestiones y, lógicamente, velando por delante por el presupuesto del que disponemos a la hora de invertir en un electrodoméstico de estas características, podemos acabar de disolver nuestras dudas y elegir ese robot que nos ayudará a hacer que la rutina de limpieza de nuestra vivienda, sea más llevadera.