Limpiar los filtros de tu aire acondicionado

Limpiar los filtros de tu aire acondicionado

Limpiar los filtros de tu aire acondicionado

Limpiar los filtros de tu aire acondicionado

Parece que aún es temprano para pensar en el aire acondicionado. El frío todavía se siente con fuerza y el calor parece lejano en el horizonte pero, precisamente, porque esa lejanía se encuentra cada vez más cercana, es el momento ideal para darle un vistazo a los filtros de nuestro dispositivo y garantizar que todo funciona como es debido pues, en su defecto, tendríamos tiempo suficiente para pedir ayuda profesional y dejar que sean los expertos quienes se ocupen de las reparaciones necesarias. Por ello, en esta nueva entrada de hoy en nuestro blog de CGN Neteja, empresa de limpieza en Sabadell, queremos ofreceros algunos consejos y recordaros la importancia de limpiar vuestro aire acondicionado.

Paso a paso

Limpiar los filtros es una tarea sencilla que podemos realizar por nuestra cuenta en cualquier momento. Claro está, pero, que si nos encontráramos ante cualquier contratiempo durante la limpieza o, tras la misma, percibiéramos que el aparato no realiza su función como debería, tenemos que ponernos en contacto con el servicio técnico que instaló el dispositivo para que sean ellos quienes se ocupen de resolver el problema.

Lo primero que deberemos hacer para la oportuna limpieza de los filtros del aire acondicionado es retirarlos y así proceder a limpiarlos de forma apropiada. Para ello, fijaros en las instrucciones que encontraréis en el manual de del dispositivo sino sabéis como hacerlo.

¡Es muy fácil!

Una vez los hayáis sacado, os recomendamos ponerlos a remojo en un barreño de agua tibia con unas gotas de amoniaco. Dejamos actuar la solución líquida y una vez ésta haya ejecutado su acción, terminamos de ayudarnos con una bayeta suave para retirar del todo la suciedad que se haya acumulado, aclarando, finalmente, con abundante agua templada.

Una vez hemos eliminado toda la suciedad los sacamos del barreño en remojo y los secamos. La forma más idónea es dejarlos, simplemente, en algún lugar donde puedan secarse al aire, sin verse expuestos al sol, pues podríamos dañarlos. Lo más importante del proceso de limpiar los filtros del aire acondicionado es tener el máximo cuidado con ellos en cada paso que realizamos pues si sufrieran un pequeño desperfecto los estropearíamos y ya no podrían cumplir con su misión.

Ya que nos hemos puesto con el interior de nuestro aparato, es conveniente hacer un repaso de la parte de fuera. No cuesta nada pasar un trapo húmedo, con la misma solución diluida de agua y amoniaco, por la carátula exterior. Secamos con un paño y ya tendremos nuestro aire acondicionado listo para la llegada del calor. Ahora sólo nos quedará volver a colocar los filtros limpios debidamente y disfrutar de un ambiente fresco y saludable en casa.

 

 

 

Add comment