Adiós al óxido quemado de la plancha

Adiós al óxido quemado de la plancha

Adiós al óxido quemado de la plancha

Adiós al óxido quemado de la plancha

Con el paso del tiempo suele suceder y, a veces, despistes tontos nos llevan a terminar con la superficie de la plancha quemada. Óxido que, si no limpiamos como procede, puede convertirse en un auténtico problema al ensuciar, o peor, dañar por completo nuestra ropa. Si queréis aprender algunos trucos para limpiar la suela de vuestra plancha con productos fáciles de encontrar en casa, no os perdáis el artículo que viene a continuación y que hemos desarrollado desde CGN Neteja, para ayudaros y ofreceros algunas recomendaciones vinculadas a la limpieza doméstica, aunque no hablemos de las típicas: barrer o fregar. Estos pequeños problemas, también nos preocupan y molestan, y por esta razón, queremos dejaros este post hoy, y seguir sumando consejos y medidas que velen por haceros más fácil las tareas de la limpieza del hogar.

Cómo limpiar la superficie de la plancha

Una plancha con la base quemada puede limpiarse de diversas formas, haciendo uso de todo tipo de productos, caseros y muy económicos, que nos permiten eliminar ese óxido y recuperar una suela limpia, sin causar más problemas. Veamos algunos ejemplos de materiales que podemos hallar en casa y que nos servirán para dejar impoluta nuestro electrodoméstico:

  1. Sal

La sal es uno de los productos caseros más eficaces. Como mineral, es ya de por sí un limpiador y antiséptico natural y, en este caso concreto, nos ayuda al eliminar la suciedad y los restos de tejidos que quedan adheridos a la plancha. Para realizar la operación, coged un paño seco y esparcid varias cucharadas en él. Encended la plancha y cuando esté caliente, frotadlo bien de un lado a otro hasta que desaparezcan los restos del óxido quemado. Cuando la plancha vuelva a estar fría, pasad un paño húmedo por la base.

  1. Vinagre

Uno de los mejores productos para limpiar la suela de la plancha cuando veáis que eliminar las manchas de óxido se hace difícil. Calentad vinagre blanco y sumergid un paño limpio en éste. No hace falta tener la plancha encendida, simplemente pasadlo por la base quemada y pasar un paño seco por la superficie una vez terminemos para acabar de secar y eliminar los restos.

  1. Detergente de ropa

La forma más recomendable de limpiar la superficie de la plancha, si ésta es antiadherente, es con detergente de ropa. Para lograrlo seguimos el mismo procedimiento que con el vinagre.  Calentamos un poco de agua con unas gotas de detergente y sumergimos un paño limpio a la mezcla. Lo usamos sobre la suela de aparato hasta que quede limpio.

  1. Lavavajillas

Este producto es muy útil cuando queremos eliminar restos de las aberturas (agujeros) de la base de la plancha. Con un poco de agua y jabón lavavajillas humedeced la mezcla en bastoncillos e id pasándolos por ellas hasta que la suciedad desaparezca.

  1. Pasta de dientes

Gracias a la composición de las sustancias que conforman la pasta de dientes, entre las que se encuentra el bicarbonato de sodio, podemos quitar, por completo, los restos de manchas quemadas y dejar la superficie de la plancha como nueva. Para aplicarla como es debido, tenéis que extender sobre la base fría del electrodoméstico un poco de pasta de dientes y frotarla con un paño limpio. Encendedla y activad el vapor durante unos 5 minutos aproximadamente. Volved a apagarla y dejadla reposar hasta que esté tibia y podáis manejarla, para limpiar los restos de pasta con un paño.

  1. Limón

El limón contiene ácidos con propiedades que eliminan las sustancias que generan las manchas, dejando un aspecto reluciente -y buen olor- en la base de plancha, si lo combinamos con bicarbonato de sodio. Bastará con exprimir el jugo de un limón y mezclarlo con poca cantidad de bicarbonato. La mezcla que obtengáis (una especie de pasta) tenéis que esparcirla y frotarla por encima de la plancha fría y dejarla actuar unos minutos. Retiráis pasado el tiempo con un paño húmedo y, si fuera necesario, podéis encender la plancha para que termine eliminar la suciedad y secarse.

  1. Pulidor de metales

Un producto más específico. Cuando la base de la plancha no esté recubierta, podéis utilizar un pulidor de metales para eliminar las marcas de óxido quemado. Una vez más, frotamos un paño con el pulidor aplicado por encima de las manchas hasta que desaparezcan y para terminar pasamos un paño limpio por la superficie.

El mejor servicio de limpieza

Si después de conocer todos estos trucos para limpiar la base de vuestra plancha, seguís queriendo dejar en manos profesionales tareas de limpieza del hogar, como ésta; en CGN Neteja, os ayudamos.

Nuestro equipo de profesionales vela por ofrecer el mejor servicio de limpieza ante cualquier reto que deba enfrentar: limpieza del hogar, comunidades de vecinos, hospitales, oficinas, escuelas, obras… No hay límites. Ponemos a vuestro alcance la mejor fórmula para disfrutar de vuestros espacios sanos y limpios.